decorational arrow Obesidad | 6 min. tiempo de lectura

El gran debate: ¿La obesidad es realmente una enfermedad?

Cada vez más expertos reconocen la obesidad como una enfermedad. Esto es una sorpresa para algunos y un alivio para otros, especialmente, aquellos que viven con obesidad. Pero, ¿por qué la obesidad es una enfermedad y no simplemente falta de voluntad o un problema de estilo de vida? Parte de la respuesta radica en que la obesidad va más allá de lo que uno puede ver. Mucho más allá.

Londres, 2018. Un grupo de expertos asiste a una reunión del Colegio Real de Médicos (Royal College of Physicians, RCP) para analizar si la obesidad debe reconocerse como una enfermedad. El Dr. Andrew Goddard está escuchando atentamente. Debería estar haciéndolo. Solo unos meses antes, fue elegido como el presidente número 121 del RCP, el más joven en 400 años.

Para él, esta reunión no es un juego de palabras. Es un asunto importante que cambiará la forma en que las personas ven y tratan la obesidad. Al final, los votos lo confirman: la obesidad es una enfermedad. Una enfermedad crónica pero controlable que se ve afectada no solo por nuestros genes, sino también por el entorno moderno en el que vivimos.

“Es importante para la salud de la nación que eliminemos el estigma asociado con la obesidad. No es una elección de estilo de vida motivada por la gula de las personas, sino una enfermedad causada por desigualdades de salud, influencias genéticas y factores sociales”, dice el Dr. Andrew Goddard3.

La ciencia de la obesidad

El equipo del Dr. Andrew Goddard no es el primero en sentarse a hablar sobre la obesidad. En todo el mundo, similares grupos de trabajo de expertos han llegado a la misma conclusión que, a menudo, provoca acalorados debates en los medios. La obesidad aún se considera ampliamente como una simple cuestión de estilo de vida, de cuánto se come y qué tan poco se mueve, de energía que entra y energía que sale. Simple, ¿verdad? Pero no es correcto según la ciencia.

Para comprender por qué, comencemos con un breve experimento de pensamiento.

Imagine una enfermedad que:

  • Pone a las personas en un alto riesgo de desarrollar o empeorar otras enfermedades asociadas, como la enfermedad cardiovascular, diabetes tipo 2, aumento de la presión arterial, colesterol alto, apnea obstructiva del sueño, determinados tipos de cáncer, ansiedad y depresión.
  • Cambia la forma en que el cuerpo responde a los tratamientos. Lo que funcionó antes ya no funciona.
  • Se fortalece constantemente con nuestro entorno diario.
  • Afecta a las personas de por vida.

Pero las personas que viven con la enfermedad rara vez buscan ayuda médica profesional porque creen que necesitan lidiar con ella por su cuenta.

Ahora, ¿no consideraría que la enfermedad es un problema médico grave?

"Una pérdida de peso de solo el cinco por ciento es suficiente para reducir el riesgo de algunas complicaciones de salud relacionadas con el peso, como la presión arterial alta."

-Warkentin et al. The effect of weight loss on health‐related quality of life: systematic review and meta‐analysis of randomized trials.

Nueva esperanza para una mejor salud

Esta enfermedad no es imaginaria ni invisible. Existe y se llama obesidad. A las personas que viven con obesidad se les recuerda su enfermedad todos los días: en el transporte público, en las tiendas de ropa, en los parques o incluso mientras cena con sus seres queridos. Pero el tamaño es el aspecto menos importante de la obesidad. Los aspectos importantes son los que no se ven.

La buena noticia es que la obesidad es una enfermedad controlable y las personas que viven con ella aún pueden mejorar su salud y bienestar. De hecho, una pérdida de peso de solo el cinco por ciento es suficiente para reducir el riesgo de algunas complicaciones de salud relacionadas con el peso, como la presión arterial alta.

Pero el control del peso no tiene soluciones rápidas. Para perder peso y no volver a recuperarlo, las personas con obesidad necesitan tratamiento y atención adecuados y continuos. Es por eso que es importante reconocer a la obesidad como una enfermedad crónica y tratarla utilizando los últimos avances científicos.

En cuanto a los tratamientos, una sola opción no se adapta a todas las personas.

Aunque muchas personas tienen en común la obesidad, necesitan planes de tratamiento individuales. Todos tenemos diferentes genes, salud, historias de vida, personalidades y entornos. Y no todos estamos motivados por los mismos objetivos. Es probable que un plan de tratamiento personalizado requiera una combinación de diferentes opciones de tratamiento para satisfacer las necesidades de una persona.

Infographic displaying the amount of people and health care professionals that recognise obesity as a disease.

Una cantidad cada vez mayor de proveedores de cuidados de la salud comprende lo que se necesita para ayudar

Cada vez más proveedores de cuidados de la salud reconocen la complejidad de la obesidad y aprenden cómo ayudar. Las opciones de tratamiento también están aumentando y se actualizan constantemente. En la actualidad, los tratamientos incluyen terapia conductual, reemplazos de comidas y dietas de baja energía, medicamentos contra la obesidad y cirugía bariátrica. Los médicos también analizan más allá de lo que usted come y cuánto se mueve. El control moderno de la obesidad implica comprender los patrones de alimentación individuales (cómo, cuándo y por qué come), así como patrones de estado de ánimo, sueño, estrés y actividad física.

Referencias
  • Royal College of Physicians. La obesidad debe reconocerse como una enfermedad crónica. Documento del Consejo 2018.
  • Royal College of Physicians. El RCP exige que la obesidad se reconozca como una enfermedad. RCP London News 2019. https://www.rcplondon.ac.uk/news/rcp-calls-obesity-be-recognised-disease [Consultado en junio de 2019]
  • Agencia Europea de Medicamentos. Draft Guideline on clinical evaluation of medicinal products used in weight control 2014.
  • Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. Guidance for Industry Developing Products for Weight Management 2007.
  • Heuer, CA, McClure KJ & Puhl RM. Obesity Stigma in Online News: A Visual Content Analysis. Journal of Health Communication 2001; 16:976–987.
  • Guh et al. The incidence of co-morbidities related to obesity and overweight: A systematic review and meta-analysis. BMC Public Health 2009; 9:88.
  • Luppino et al. Depression and obesity: A meta-analysis of community-based studies. Arch Gen Psychiatry 2010; 67:220–9.
  • Sumithran P. & Proietto J. The defence of body weight: a physiological basis for weight regain after weight loss. Clinical Science 2013; 124:231-241.
  • Institutos Nacionales de Salud. Clinical Guidelines On The Identification, Evaluation, And Treatment Of Overweight And Obesity In Adults 1988.
  • Rand K et al. It is not the diet; it is the mental part we need help with. A multilevel analysis of psychological, emotional, and social well-being in obesity. International Journal of Qualitative Studies on Health and Well-being 2017; 12:1-14.
  • Yumuk V et al. European Guidelines for Obesity Management in Adults. Obesity Facts 2015; 8:402-424.
  • Warkentin et al. The effect of weight loss on health‐related quality of life: systematic review and meta‐analysis of randomized trials. Obes Rev 2014; 15:169–82.
  • Berthoud HR, Münzberg H, & Morrison CD. Blaming the brain for obesity. Gastroenterology 2017; 152(7):1728-1738.
  • Astrup A. Dietary treatment of overweight and obesity. En: Thomas A. Wadden & George A. Bray (eds.). Handbook of Obesity Treatment New York: Guilford Press 2018: 309-321.
  • Caterson ID et al. Gaps to bridge: Misalignment between perception, reality and actions in obesity. Diabetes Obes Metab 2019; 21(8): 1914-1924

Artículos relacionados

Hablemos: 10 preguntas para hacerle a su médico
decorational arrow Consejos | 5 min. tiempo de lectura

Hablemos: 10 preguntas para hacerle a su médico

Estas diez preguntas pueden ayudar a iniciar un diálogo y dar los primeros pasos para comprender qué opciones de tratamiento para el control del peso están disponibles.

Asociarse con su médico y elaborar un plan
decorational arrow Consejos | 5 min. tiempo de lectura

Asociarse con su médico y elaborar un plan

La obesidad es una enfermedad compleja, pero el tratamiento no tiene que serlo. Los profesionales del cuidado de la salud capacitados cuentan con el conocimiento y las herramientas para crear un plan de tratamiento que funcione para usted.

Su cerebro es la mente maestra detrás de su peso
decorational arrow Obesidad | 6 min. tiempo de lectura

Su cerebro es la mente maestra detrás de su peso

Mads Tang-Christensen, jefe de Investigación sobre Obesidad en Novo Nordisk, explica por qué algunas de las causas importantes que conducen a la obesidad están fuera de nuestro control, y qué podemos hacer al respecto.